sábado, 24 de abril de 2010

LA PRIMAVERA




Obra pintada en torno a los años 1481-1482. Actualmente se puede apreciar en el museo de los Uffizi en Florencia.

Inspirada en obras literarias, realmente trata de retratar un emblema mitológico del amor platónico.

Existen diferentes teorías del real significado de la obra, hasta hoy en día historiadores y críticos no se muestras totalmente de acuerdo, ya que nos muestra en una solo plano diferentes imagenes que podrían parecer inconexas, pero ligadas por un hilo conductor referente a claves mitológicas de la escuela florentina.

Sin embargo, la interpretación más aceptada es aquella que establece que la escena puede entender a través de dos grupos de figuras que aparecen a ambos lados de Venus(la figura central), dios del Amor y de la Belleza. Encima de Venus podemos observar a Cupido, que con los ojos vendados, dirige una de sus flechas a una de la jóvenes que bailan.

A la derecha de la composición podemos observar a Céfiro, dios del Viento, que persigue a la ninfa-tierra, Cloris. Cuando Céfiro la toca, surgen flores de su boca, transformándose en el siguiente personaje femenino. Se trata de Flora, diosa del Bosque y de las flores.

A la izquierda de la composición, se pueden ver representadas las Tres Gracias: Castitas, Voluptas y Pulchritudo. Al lado de éstas aparece Mercurio, lleva un báculo con el que controla los vientos y las nubes.


Los ligeros y transparentes velos que lucen las Gracias dejan entrever las formas sensuales y femeninas de sus cuerpos.


La diosa Flora nace en primavera, es por eso que la obra se titula así. La transformación de Cloris en Flora corresponde a la fase inicial de la metamorfosis que tiene lugar en el jardín de Venus.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada