martes, 18 de mayo de 2010

Diana saliendo del baño 1742



En el siglo XVIII frances las escenas mitologicas eran muy recurrentes tanto en los grandes programas decorativos como en las pinturas de caballete, lo cual reflejaba una concepción frívola y alegre de la vida de aquella epoca.


En este caso de Diana saliendo del baño, episodio muy representado por los pintores del siglo XVIII frances debido al erotismo que podia trasmitir la escen. La dios cazadora y su compañera se disponen a unas actitudes relajadas, coquetas y sensuales, tan solo posibles en la intimidad de un baño. El sentido de la intimidad y la apreciacion de los momentos ludicos, como este, son caracteristicos de la pintura rococó. Las dos jovenes se enmarcan en una naturaleza ídilica, tipica del gusto por lo arcádico y lo pastoral de la sociedad de la epoca.


El tema erótico y lúdico nos revela que estaba destinada a decorar un salon de la alta sociedad francesa.


La suavidad de la piel de las dos mujeres, remarcada por la sedad que la envuelven contrasta con las texturas de las perlas.

El gusto por la naturaleza muerta que ya se habia iniciado con el barroco continuó durante este siglo, los animales que la diosa acaba de cazar como el perro de la misma, estan retratados con un realismo que contrasta con la idealización de los cuerpos de las dos mujeres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada